Imprimir post o guardar como PDF

Filtros degradados y de densidad neutra, que son y cómo se usan.

Hablando ayer con un amigo me comentó que tenía una duda, ¿Cómo puedo oscurecer las luces de las farolas al hacer pintura con luz en la fotografía nocturna?
 
Uno de los consejos que le di es el uso de filtros graduados, tanto de densidad neutra como de otros colores, de esa forma, estando bien colocados, podría compensar sin problema el exceso de luminosidad de la luz de las farolas y el tiempo necesario para poder registrar las fantásticas pinturas de luz que mi amigo Santhiago Kantos realiza.

Como cualquier filtro que coloquemos delante de nuestra cámara réflex, estos filtros son otro "cristal" que colocamos delante. Ni que decir tiene que con estos filtros no deberíamos de escatimar en calidad, ya que los usaremos sobretodo, al igual que sus hermanos de densidad neutra completos, para cerrar el paso de luz según la graduación que estos tengan.
 
Con ello quiero decir que si entra menos luz, mas tiempo que tendremos el sensor captando luz para compensar, por lo tanto nos saldrán los defectos que estos filtros puedan tener, y del resto de filtros que tengamos colocados.
 
Estos filtros se pueden "simular" en Photoshop de una forma muy simple, sobre todo si tenemos la imagen en RAW, pero el resultado final no será ni por asombro el mismo que hubiéramos obtenido al usar un filtro real.
 
Los podemos encontrar en páginas chinas, pero la gran mayoría suelen distorsionar el color al magenta, por lo que nos estropearía la imagen, una gran marca es Coking, en la que encontraremos varios tamaños, pero una de las mejores es Lee, pero su precio está a la altura de su calidad.
 
Los filtros degradados son, como su nombre indica, unos filtros con un degradado de color o gris, dependiendo del filtro usado, que se usa para compensar la luz "sobrante" en una imagen y poder sacar, por ejemplo en la fotografía de paisajes, el cielo correctamente expuesto al igual que la tierra
 
Los podemos encontrar redondos y cuadrados/rectangulares, personalmente prefiero los cuadrados ya que son mucho mas cómodos de usar y de combinar que los circulares.
 
Las posibilidades fotográficas de estos filtros son infinitas, por ejemplo si queremos captar la sedosidad del agua, pero tenemos demasiada luz en el cielo y no queremos que las nubes salgan movidas y estén bien definidas, colocando el filtro necesario podremos tener una gran fotografía.
 
Para usar el tipo cuadrado necesitaremos un porta filtros, si nuestro objetivo no gira al enfocar mejor que mejor.

 
 
Para saber cuantos pasos del luz conseguimos cerrar tenemos que tener en cuenta su densidad, la siguiente imagen nos servirá de guia.

 
 
Como he comentado antes, las posibilidades de estos filtros son ilimitadas y podremos conseguir grandes fotografías, ya que no solo encontraremos grises, si no que podemos encontrar un amplio abanico de colores, solo nuestra imaginación es el límite.

Un tipo especial de filtros degradados serían los filtros degradados inversos (reverse grad filter). Como su nombre indica, y podemos ver en la imagen siguiente, en este tipo de filtros el degradado tiene una dirección inversa: la máxima densidad se sitúa en el centro del filtro, y disminuye conforme nos acercamos al extremo.

Este tipo de filtros están indicados especialmente para amaneceres y atardeceres, donde es frecuente encontrar una franja muy luminosa que coincide con el horizonte. También pueden ser útiles en fotografía nocturna, ya que en el horizonte es donde normalmente van a estar situadas las luces de las ciudades lejanas.

 
 
Los filtros de densidad neutra normales son casi idénticos a los graduados, salvo en que estos se encuentran totalmente tintados.
 
Igualmente los encontraremos tanto redondos (también tenemos de densidad neutra variables) como cuadrados/rectangulares. De igual manera sigo prefiriendo los cuadrados, ya que como los anteriores, son mucho mas cómodos de combinar y teniendo adaptadores para varios objetivos nos saldría mas económico que el comprar todos los filtros redondos para cada medida.
 
En este caso lo que hace el filtro es bloquear el paso de luz para compensar el exceso de luminosidad del ambiente, de igual manera que los graduados, pero en este caso, de toda la imagen.
 
Son ideales para fotografía a contraluz, para días muy soleados, para fotografías diurnas de larga exposición y para todo aquello que podamos imaginar. Tan solo tendremos que practicar y practicar.
 
De igual manera que hay degradados de color, encontramos filtros de color con distintas tonalidades.
 
Todos los podemos combinar para poder conseguir aquella imagen que tanto deseamos.