Imprimir post o guardar como PDF

Factores que tenemos que tener en cuenta en fotografía

En fotografía, como en cualquier disciplina, hay una serie de factores que tendremos que tener en cuenta para conseguir resultados de calidad.
 
¿Quieres saber que factores has de tener en cuenta?
 
La luz es la base de la fotografía y también de una buena foto. Si no podemos controlar la luz debemos intentar aprovecharla lo mejor posible marcándonos unas intenciones de antemano. Los contraluces y la luz directa al atardecer son dos de las formas de utilizarla de una forma provechosa.
 
La exposición de la imagen. Si vamos a hacer una imagen sobreexpuesta, correctamente expuesta o subexpuesta dependiendo de nuestras necesidades o intereses. Es interesante tomar esta decisión de antemano y llevarla hasta sus últimas consecuencias tomándola como un reto. Los tres elementos que afectan a la exposición son:
 
El encuadre, puede que probablemente sea el más relevante. Las composiciones estáticas aportarán elegancia y atemporalidad a tus imágenes. Mientras que aquellas que destaquen por su movimiento, con diagonales cruzándose, se harán más interesantes de mirar, con el riesgo de estar más sujetas a la temporalidad.
 
El color. Debemos tener en cuenta las tonalidades a nuestro alrededor y como vamos a utilizarlas en la composición. Debemos preguntarnos ¿es el color algo relevante en esta fotografía que voy a hacer? Porque si no tiene interés, igual es mejor que nos pasemos al blanco y negro para no quitar importancia a otros parámetros.
 
El enfoque nos ayuda a crear diferentes planos visuales que ayudarán a guiar al espectador. Un enfoque amplio, en el que utilicemos un diafragma cerrado unido a un encuadre adecuado, nos permitirá crear caminos en los que recrear la visión.
 
En este apartado os dejo unos cuantos trucos en Photoshop para poder mejorar el enfoque en nuestras fotografías
 
 
Edición. La edición no solo consiste en retocar las imágenes sino en como las presentamos ante nuestro público. La forma en la que las enseñemos influirá mucho en como son percibidas. Por ejemplo, si estamos enseñando unos retratos, lo ideal será poner una imagen de alguien que mire a los ojos en primer lugar: de este modo abrimos el discurso narrativo conectando con el espectador de forma directa.
 
El retoque es algo positivo y que nos ayuda a mejorar nuestras imágenes. Debemos tratarlo con respeto al acto en si, y a lo que estemos retocando sin desvirtuar su forma. Y es que retocar algo en exceso es casi como insultarlo, creyendo que podemos crear algo mejor que el original.