Imprimir post o guardar como PDF

Fotografía Macro, ¿cómo empezar?

Hoy voy a hablar del mundo de la fotografía macro, personalmente, para mi, es la que más me gusta ya que considero que captar la esencia de las cosas, sus detalles, es lo mejor que hay en la fotografía, y precisamente el macro es eso, capturar los detalles, la "esencia de las cosas"

No es una disciplina fácil, ya que requiere de mucha paciencia por que el sujeto (objeto, flor, bicho, etc…) que vamos a capturar no siempre está quieto, la luz nunca suele ser buena y en el caso de macros en exteriores el aire es nuestro peor enemigo.

 
 
Antes de comenzar quiero aclarar dos conceptos los cuales mucha gente confunde, que son la trepidación y que salga el sujeto movido.

Lo primero viene causado por el temblor de nuestra cámara, bien por no darle el tiempo mínimo adecuado, bien por haberla dejado en el trípode con un objetivo estabilizado, o la propia cámara, sin haberle quitado el estabilizador o incluso por el propio golpe del espejo. Además, nuestro propio pulso tiene mucho que decir a la hora de que una fotografía salga trepidada o no.

El que salga el sujeto movido es simplemente por eso, el sujeto que queremos capturar se ha movido, y el tiempo de exposición asignado no ha sido lo sufrientemente rápido como para dejarlo “inmóvil”.

Quería aclarar estos dos conceptos porque en el macro se dan mucho, ya que por culpa de la falta de luz solemos disparar a velocidades muy bajas sin tener en cuenta la regla de la distancia focal, es decir, si usamos un objetivo sin estabilizar de 90mm nuestra velocidad mínima para evitar la trepidación es 1/90, en caso de ser estabilizado debemos dividir los 90 por el número de pasos de estabilización que tiene el objetivo, ej: si es de 4 pasos, 90/4= 22.5 con lo que la velocidad mínima sería o 1/20 o 1/25, todo esto teniendo en cuenta nuestro propio pulso.


¿Qué necesitamos?



Antes de adentrarme en este apartado querría aclarar que no todos los objetivos que ponen “MACRO” son macros, hay que tener en cuenta el factor de ampliación y las lentes usadas para tal fin. Los objetivos tipo gran angular o tele que son “MACRO” suelen llevar como mucho un factor de ampliación 1:2 por lo que no conseguiremos sacar los detalles que queremos, y aunque encontremos objetivos macro, como el 50mm f2.5 1:2 macro de Canon, no tiene nada ver por la fabricación de sus lentes. Los macros tienen como poco un factor de ampliación 1:1 , lo que significa que vamos a sacar el sujeto tal cual es, no reducido.

También nos encontramos con macros espectaculares, a la par de complicados de usar, con un factor 6:1, lo que hará las delicias de todo buen aficionado al macro.

También mencionar que no es necesario gastarse una fortuna en un excelente equipo macro, no por ser el objetivo de “marca” nos dirá que es mejor, por poner un ejemplo, el Sigma 105mm f2.8 ex dg macro es mucho más económico que sus homólogos en Canon y Nikon y su calidad de imagen es incluso superior a estos, por no olvidarnos del Tamron 90mm f2.8 manual, para mí y para todo el que entiende de fotografía es el mejor macro que se ha podido fabricar hasta la fecha, y es un objetivo realmente complicado de encontrar. Si nos ponemos a buscar en mercadillos de 2ª mano podremos encontrar verdaderas joyitas a un gran precio.

Lo primero que pensaremos es, ¿es obligatorio comprar un objetivo macro?, realmente no, pero si tendremos que comprar una serie de accesorios para transformar nuestro objetivo en un macro decente:

Lentes de ampliación: se trata de una “lupa” que colocaremos delante de nuestro objetivo, la cual nos ampliará según las dioptrías que tenga, yo recomiendo las BW, aunque las Hoya no son malas, el factor de ampliación de BW es superior, por poco más de 30€ tendremos una lente de ampliación de 10x que nos daría un resultado de 5:1 en un objetivo normal o de 10:1 en un objetivo macro. Este es un accesorio muy económico, de echo sin tener que irnos a marcas chinas es lo más económico que vamos a encontrar para fotografía macro.
Tubos de expansión: con ellos conseguiremos acercarnos más al sujeto, además de ampliar sus detalles. Los podemos encontrar en un juego de 3 con las siguientes medidas: 13mm. 21mm y 31mm pudiéndose combinar como queramos, con y sin sistema AF y de soporte digital para la lente. Yo personalmente los prefiero con AF, no por nada, en caso de no llevar ningún soporte eléctrico nos será realmente complicado cerrar el diafragma de nuestro objetivo. La fórmula para saber que factor de ampliación estamos consiguiendo es la siguiente: (Distancia en mm de los tubos) / (distancia de la focal) + factor de ampliación nominal = ampliación total, es decir, usamos el tubo de 31mm con una distancia focal de 90mm con un factor de 0.5 (1:2) con lo que hemos “transformado” nuestro objetivo 1:2 a un objetivo 1:0.84. Este accesorio es bastante más caro llegando a costar uno de calidad media sobre unos 100€

Fuelle para macro: su función es la misma que la de los tubos de expansión, pero en ese caso no tendremos que ir quitando o añadiendo más piezas al objetivo, simplemente nos bastara con expandir o encoger el fuelle para lograr la expansión deseada. Su precio está a la par que el de los tubos de expansión.

Anillo inversor: es un adaptador que nos sirve para colocar el objetivo al revés en la cámara, de esta forma conseguiremos mejorar el factor de ampliación del mismo pudiendo sacar con ello unos macros fantásticos. Pero esto entraña una gran dificultad, me explico, perdemos todos los automatismos, y diréis: ¿y qué? Si hay que hacer las fotos en manual…, no siempre pero si, pero, ¿cómo cerramos el diafragma si no hay conexión de datos entre el objetivo y la cámara? El proceso es complicado, pudiendo incluso dañar tanto la cámara como el objetivo, por ello recomiendo el uso de un objetivo manual antiguo para estos menesteres, y a ser posible de focal fija.

Flash anular: se trata de un flash de forma redondeada, en la gran mayoría de casos, que colocaremos delante del objetivo mediante un adaptador que traerá incluido. De esta forma daremos mejor la luz que si usáramos un flash convencional, para mí, es uno de los elementos imprescindibles para la fotografía macro.

Trípode: otro de los elementos imprescindibles. Poco o nada hay que hablar del trípode que no se sepa ya, más que nada tener en cuenta que si lo usamos junto a un objetivo estabilizado o una cámara con sensor estabilizado, se lo tendremos que desactivar para evitar que el sensor cree una falsa sensación de movimiento y nos salga las fotos trepidadas. Por otra parte, si vuestra cámara permite levantar el espejo para realizar la foto, lo hagamos, algunos modelos de Nikon no lo permite, una lástima, ya que el golpeo del espejo al tomar la foto suele causar una pequeña vibración que se nota más a la hora de usa el trípode.

Rótula para el trípode: todos los trípodes vienen con una rótula de mejor o peor calidad, simplemente la rótula es un accesorio que se une al trípode para poder sujetar la cámara y poder facilitarnos el poder colocarla de forma correcta y estable en la posición deseada para tomar la fotografía. Las hay de todos los tamaños y formas, personalmente yo prefiero las rótulas de bola ya que son mucho más rápidas a la hora de mover la cámara, aunque también tienen sus defectos.

Mando a distancia: aquí ya al gusto del consumidor, IR, si la cámara lo permite, o cable. Con intervalómetro, o sencillo …Para mi es otro de los accesorios imprescindibles para la fotografía macro.

Tanto los tubos, como las lentes etc … las podremos usar indistintamente con objetivos normales como macros y hay que tener en cuenta la apertura focal, ya que al usar estos accesorios la reduciremos considerablemente, por ejemplo podremos pasar de tener una lente f2.8 a tener una apertura de f5 usando un tubo de expansión o una lente de ampliación.


¿Cómo empezamos?


Lo primero decir que, no solo en la fotografía macro, si no en general, hay que respetar a la naturaleza, no podemos ir molestando a los bichos ni matándolos para que se estén quietos, ni arrancando flores ni nada, un buen fotógrafo que se precie respeta la naturaleza, no digo que no cojamos una piedra o alguna semilla o fruto, pero el resto de cosas, bichos, plantas, etc … las dejamos tranquilas. En el macro lo de no molestar a los bichos es imprescindible, ya que si vamos a fotografiar a las abejas podremos salir más que picoteados por estas si las molestamos.

En esta disciplina de la fotografía priman más los detalles que las reglas fotográficas, aunque luego en posproducción encuadremos mejor la foto, ojo, hay gente que confunde encuadrar, que para ello tendremos que recortar la foto, con ampliar … no tiene nada que ver, si recortamos una foto para poder encuadrar mejor el sujeto no vamos a ampliar sus detalles, para ello necesitáramos una aplicación específica como por ejemplo Photozoom Pro.

El iso lo adaptaremos según nuestra cámara, y las condiciones de luz existentes, ya que hay equipos que con un iso 3000 se defienden sin problemas y no sacan apenas ruido, y otras que del iso 200 no pasan.

Usaremos siempre que sea posible el trípode, y como no, si lo tenemos, el mando.

Si vuestra cámara os lo permite tened activada la opción de que el espejo sea levantado antes de realizar la fotografía cuando uséis el trípode, de esta forma evitaremos una posible trepidación por el movimiento del obturador.

Pondremos en caso de que las condiciones de luz no sean favorables el flash anular, en mi caso mi flash anular me impide sacar fotos a velocidades superiores a 1/100, una lástima, pero es una velocidad suficiente como para inmovilizar casi todo lo que se mueve. Si no tenemos un flash anular siempre podemos usar el de la cámara, aunque no dará ni por asombro el mismo resultado, además si contamos con un flash externo y este puede funcionar en remoto (simpatía, cable extensor, radiofrecuencia, ect...) lo usaremos siempre fuera de nuestra cámara y así poder dirigir la luz donde mejor nos convenga.

Comprobar que tenemos limpios tanto el sensor de la cámara, como el objetivo como el resto de accesorios tipo lentes o filtros que llevemos colocados. Además, tener en cuenta que las baterías de la cámara están cargadas. Esto es obligatorio no solo para hacer macros, sino para todo.

El disponer de objetivos luminosos (f:2.8 por ejemplo) nos va a permitir centrarnos más en los detalles ya que al tener una profundidad de campo tan reducida nos va a centrar mucho mejor lo que queremos fotografiar, dándonos además un desenfoque de fondo muy llamativo.

Usa la mínima distancia de enfoque que os permita el objetivo, siempre y cuando sea posible. Es decir, si vuestro objetivo empieza a enfocar como mínimo a 1cm, haced la foto a 1cm. No tengáis miedo de ensuciaros de barro.

Si vuestro objetivo y vuestra cámara tienen un sistema de enfoque aceptable, podéis enfocar en modo AF continuo, así si el sujeto se mueve la cámara lo seguirá enfocando.

En caso de usar AF continuo es recomendable tener activados todos los puntos de enfoque, para que de esa forma la cámara no pierda al sujeto, si no usamos el AF continuo mejor usar el punto de enfoque central y enfocar con el al sujeto, ya que es el que mejor calidad de luz nos va a asegurar.

Si enfocáis en manual, mucha paciencia, habrán accesorios que os impida usar el AF, así que paciencia.

Como he comentado antes tened en cuenta que al usar lentes de ampliación y demás lo que vamos a conseguir es bajar nuestra luminosidad del objetivo.

No tapar la luz del sol, aunque parezca absurdo muchos tapamos sin querer la luz del sol proyectando una sombra al sujeto que queremos fotografiar, si no nos queda mas remedio tendremos que usar el flash, en este caso un flash anular es lo mas aconsejable.
 


Resumiendo, respetad por donde vais, divertiros captando esos detalles e id probando y no desesperéis ya que en el macro se tarda bastante en conseguir sacar esa buena fotografía. No penséis que por gastarse más dinero vais a llevar un mejor equipo de macro, y si podéis compraros un buen objetivo macro, Tamron o Sigma, hacedlo, y olvidaros de experimentos con inversores y vuestros pisapapeles ya que podréis terminar rompiendo la cámara. Añadid al macro una lente de aproximación y conseguiréis unos macros espectaculares. Además, no por tener una mayor distancia focal conseguiréis mas detalles si el factor de ampliación no es 1:1, lo único que conseguiréis es acercar mas el sujeto, no captar mas detalles.